EL ROBO ES MOTIVO DE DESPIDO

CÓMO DESPEDIR A UN TRABAJADOR QUE HA ROBADO? 

 

Lamentablemente algunos empresarios se han encontrado ante la circunstancia de descubrir que un trabajador ha robado, como puede ser material o directamente el dinero de las cajas registradoras. En este post os explicaremos qué hacer ante esta situación y como el empresario debe actuar.

 

 

Consejos en caso de sospecha o indicios de robo por parte de un trabajador

 

 

Si usted  sospecha de robo por parte de un trabajador, debe tener en cuenta estos consejos que seguidamente explicaremos para lograr que usted controle la situación. Entendemos que es una situación complicada, pues no solo el hecho del robo es un agravio para la empresa sino que se rompe el vínculo de confianza que pudiera existir con el trabajador.

El robo es un delito, y es motivo así mismo de despido, sin embargo para poder justificarlo necesitamos pruebas, pues no puede acusarse a un trabajador gratuitamente sin tener pruebas fehacientes que demuestren su culpabilidad.

Si usted sospecha o bien por informaciones que han sido facilitadas por parte de compañeros   o bien tiene indicios de que un trabajador ha sustraído dinero de la caja registradora o algún objeto material, que es sisado de la empresa sin consentimiento ni autorización, le facilitamos algunos consejos que puede seguir para lograr su despido.

Consejo 1: Obtención de pruebas

En primer lugar, deberá recabar pruebas que acrediten que el trabajador ha robado, a eso nos referimos por ejemplo a:

  • Registro de grabaciones de video vigilancia de la empresa. Estas solo serán válidas si el trabajador previamente ha consentido y ha sido informado sobre ello, pues muchos tribunales no aceptan grabaciones sino existe el consentimiento previo. En consecuencia no se puede instalar cámaras ocultas ante la sospecha de robo por parte del trabajador

La Ley de Protección de datos de carácter personal obliga a que las empresas informen a sus trabajadores de que existen cámaras de vigilancia y de la existencia de un fichero con datos de carácter personal.

  • Si alguien ha presenciado el delito puede ser una prueba, aunque puede que la persona que haya observado la conducta pueda negarse a comparecer ante un juicio o usted, si se trata de un cliente o un proveedor, no quiera hacer pasar por esa situación.

Recabar pruebas requiere un tiempo, pues puede ser que el trabajador no lo haga de forma habitual sino ocasionalmente. Por lo que se precisará de paciencia y habilidad para poder lograr las pruebas que puedan afirmar y corroborar el delito que se le atribuye al trabajador.

Consejo 2: Obtener la confesión del trabajador

En muchas ocasiones es difícil obtener pruebas, pues ya sea porque no se tienen cámaras de video vigilancia (y tampoco autorización del trabajador) o bien porque nadie quiere testimoniar en contra, deberá poner entre “la espada y la pared” al trabajador y obtener su confesión.

Podemos decirle abiertamente que sospechamos de sus hurtos y que por ello será despedido.

Normalmente el trabajador asume la culpa y el empleado no se opondrá al despido pudiendo llegar a un acuerdo entre ambas partes.

Por ello, y para acompañar el despido deberá redactar una carta con el mayor rigor y detalle posible de los hechos por los que acusa a su trabajador.

Podrá incluir la descripción de los motivos que le han llevado a despedir el trabajador, en este caso su abogado laboralista deberá ayudarle en la redacción de la misma, pues deberá basarse en artículos de convenios y la normativa que contemplan esta situación.

Es muy indispensable explicar qué ha robado el trabajador, así como los días en los que ha sido realizado, los lugares en los que se ha cometido y cualquier información que acredite y justifique las acusaciones que se le atribuyen a la persona.

Si a pesar de estos consejos el trabajador no quiere llegar a un acuerdo y en consecuencia se deba llegar a juicio, deberá tener en cuenta que solo podrá alegar por los hechos que hayan sido incluidos en la carta de despido junto con las pruebas que acrediten los mismos, sino logra acreditar los hechos descritos en la carta, el juez podría declarar el despido como improcedente.

Si a pesar de estos consejos usted necesita el apoyo y las indicaciones de nuestro abogado laboralista, puede contactar  con nuestro experto Alejandro Roig y su equipo a laboral@roigiroig.com

Thaïs Amor

Dep. Marketing y Dirección Estratégica

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Pàgina desenvolupada per CompsaOnline S.L. - Aviso Legal - Cookies

logo-footer

Trobans a: